4/1/10

LHASA HA MUERTO





Lhasa de Sela ha muerto. Murió de cáncer de seno. Murió el viernes, primero de enero de 2010. Murió en Montreal, ciudad donde vivió desde los 19 años y que ella consideraba su hogar. Lhasa de Sela era inclasificable. Su canto -grito-lamento parecía emanar del centro de la tierra, de allí de donde nace lo imprescindible y lo sagrado. Nómada, mujer, cantantutora, artista. Lhasa de Sela es la música en su estado más puro. En el 2004, durante mi estancia en Cancún, México, a solo unos meses de haber abandonado Cuba y viviendo en un barrio residencial de Puerto Morelos en donde me invadió una tristeza enorme, escuché por primera vez su disco “La Llorona”, y su canción El Desierto, que es una de mis preferidas:

He venido al desierto pa' reirme de tu amor
que el desierto es más tierno y la espina besa mejor
He venido a este centro de la nada pa gritar
que tú nunca mereciste lo que tanto quise dar.
He venido yo corriendo, olvidándome de ti
dame un beso pajarillo, no te asustes colibrí
He venido encendida al desierto pa quemar
Porque el alma prende fuego cuando deja de amar.


Entonces ya no estuve tan sola en aquellas noventa noches que pasé frente al mar. Lhasa me enseñó a llorar de otra manera.
Pero, describir en palabras lo que uno siente cuando Lhasa canta es un ejercicio inútil. Mejor se las presento, a aquellos que no la conocen y, para los que sí, los invito a despedirla de la mejor manera: escuchándola.


Si quieren ver unas fotos bellisimas y videos suyos, pueden ir a su sitio web:
www.lhasadesela.com



















3 comentarios:

Octavio Guerra dijo...

¡Coño! ¿Cómo es posible que no supiera que existiera una mujer así? ¿Cómo es posible que pudiera morir? A veces me parece que Miami es una reproducción de la Habana rodeada por la misma cortina pero en vez de bagazo, de frivolidad y mediocridad...me arrepiento por haberme dejado arrastrar por esto y no haberme esforzado en buscar a creadores geniales como esta mujer que uno deja vivir y morir por ahí..

MIDIALA ROSALES dijo...

Querido Octavio, es cierto. Pero el mundo siempre conspira para ponernos delante una cortina. Esta mujer era excepcional. Si puedes, busca mas informacion sobre ella, era un ser fuera de toda regla, tanto, que por eso su musica no es conocida por muchos y pocos medios -por supuesto que no el Nuevo Herald- se dieron por enterados de su muerte. Las disquieras no sabian como clasificarla, y eso es como la muerte: cuando la gente no sabe como clasificarte, te silencian.
Saludos

Juliett Farnesse dijo...

ES UNA DE MIS FAVORITAS, TAMBIEN LO SENTI MUCHO CUANDO SUPE QUE HABIA MUERTO. REALMENTE UNA PENA.